lunes, 2 de febrero de 2015

Formemos una constelación.

Te sugiero
que al entrar en este poema
te desnudes
entres en él
con el temblor de la nada
en vísperas de la creación
y te vistas con mis palabras
como si te acariciara
con sedosas tiritas de luz
que poco a poco
te convertirán en una estrella



Luego
mira a tu alrededor
y comprueba
como huyen las sombras
y formas parte
de mi constelación.
 
Te sugiero
que al entrar en este poema
te desnudes
entres en él
con el temblor de la nada
en vísperas de la creación
y te vistas con mis palabras
como si  te acariciara
con sedosas tiritas de luz
que poco a poco
te convertirán en una estrella

Luego
mira a tu alrededor
y comprueba
como huyen las sombras
y formas parte
de mi constelación.

(Formemos una constelación)

2 comentarios:

brujita dijo...


Aquí estoy, como una Eva revivida virgen de pensamientos y lista para que me llenes de plata y ocupar un puesto en esa tu constelación...
Ufffff, es increíble! Gracias

Mil besitos volados y estrellados

Abel German dijo...

No hay mejor sugerencia para un lector de poesía. Sin esa implicación la poesía no llega. Es, pues, un bello poema que, además, instruye sobre la apreciación del propio producto. Esto lo hace doblemente interesante.
Un fuerte abrazo.