sábado, 30 de enero de 2016

El vals de las cenizas.

Ella bailaba al otro lado

el vals de las cenizas

ejecutado

por el violín de las cuerdas rotas

sola

un vals sola

en el salón quemado.
        

1 comentario:

Abel German dijo...

Muy bello, tiene el ritmo del vals y la tristeza del baile en soledad y en ruinas. Gran poema.