lunes, 23 de mayo de 2011

Anclados.

                                                        Foto del autor (Teléfono)


    La noche ha escondido la luz en otra habitación. Solo salpicaduras en el cielo. Tus ojos raptados, declaman calidez en complicidad con la voz, murmullo de ternura que pluvia, húmeda resonancia de tu interior. Acudo armado con mis dedos, amaso tu alteridad hasta convocar el gozo que corre por los suburbios de la noche. La luz es un gemido que brota de tu piel y hace escarceos en tus pupilas dilatadas. Nos vamos a otro mundo, incorpóreos, con la memoria de la solidez, anclados.

3 comentarios:

Abel German dijo...

Una excelente prueba de que los poemas de amor (los buenos poemas de amor) aún son posibles. De que todavía se puede escribir (al menos tú lo has hecho) sobre un tema tan recurrente, y hacerlo de un modo distinto y hermoso.

JuniorPoltergeist dijo...

Parabéns, Nota 10 *-*
Gostei muito desde espaço, pretendo voltar mais vezes, espero que goste do meu, se tiver um tempinho passa lá, agradeço.
PS: estou lhe seguindo. Boa Noite.

RELTIH dijo...

COMO SIEMPRE MUY INTERESANTE Y BELLO TEXTO.
UN ABRAZO