sábado, 14 de mayo de 2011

Los espejismos en ruinas.

                                                        Imagen descargada de la Red.


    Alimento plumas a la sombra del vértigo, mientras deduzco horizontes en las urgencias de los abismos. Hojeo la niebla que se excusa bajo la caricia del viento, la azul dejadez del cielo contaminando al agua. Imagino soledad sin mucho silencio, también el ángulo salvaje del paisaje que agoniza. Oigo aviones que pasan, oigo coches rezongando en la arena. No hay oquedades para las ausencias, un hervor de obras coloniza los últimos gestos de privacidad. Los espejismos están en ruinas.

6 comentarios:

Estrella Altair dijo...

No sé.. Andrés... me evoca lo que siento junto al mar en invierno cuando la marea ha llenado la playa de basura y sabes que no han pasado los que la limpian y ves y sientes cuanto sufre el mar.. y el planeta.

Un beso

Pluma Roja dijo...

Un buen cuadro de la cotidianidad.

Saludos cordiales.

Abel German dijo...

La imagen de ese abandono es perfecta. Sobre todo porque sus sensaciones y su "inteligencia poética" pueden extrapolarse. "Los espejismos están en ruinas" es un verso impresionante que rebasa con mucho unas dunas específicas. Excelente poema.

RELTIH dijo...

SI MI AMIGO EL DECRECIMIENTO Y LA DECADENCIA, NO ES SOLAMENTE EN EL AMBIENTE.
UN ABRAZO

Nell dijo...

La soledad y la privacidad desapareció con la nueva sociedad del conocimiento de las tecnologías.
Cada vez son menos los lugares donde podemos escapar a refugiarnos del mundanal ruido.

Abel German dijo...

Aunque el comentario que había puesto anteriormente se recuperase, quiero insistir (por si no) en que éste es un texto magnífico. Máxime porque su significado puede extrapolarse. O sea, que lo que dice es susceptible de otras lecturas. "Los espejismos están en ruinas" es un verso bellísimo. Y con ecos.