sábado, 7 de mayo de 2011

El autismo de Dios.

                                                        Foto del autor (Móvil)


Un rayo de tenue discrepancia
pugna
entre la sombra
y la luz
incoherencia que presume
de un orden trascendental
aleteo difuso
como agonía de ángeles
y ese perfume acústico
que olfatean las estrellas
con su coral espectral

Todo
antes
y después
en su eterno afán
de creación
y destrucción

Todo
menos el instante.

7 comentarios:

DDmx dijo...

Y el instante es la base del acto. Pero que vagancia por dios!

RELTIH dijo...

TREMENDO TEXTO!!!!
UN ABRAZO

Pluma Roja dijo...

Difícil de dilucidar.

Me gustó por su profundidad.

Besos.

Roger Rivero dijo...

Un tema filosofico antiguo abordado con elegancia, un cordial saludo.

Jasonia dijo...

Dicotomías y contradicciones. La sal de la vida.

Un saludo.

Ana Ribeiro dijo...

O universo em um instante. O tempo cabe em um segundo.
Belas letras. Belo blog.

Abel German dijo...

Un poema para reflexionar. Un "gran tema" expresado de modo sorprendentemente novedoso. Una imagen inolvidable la de ese aleteo difuso.