sábado, 21 de mayo de 2011

Tierna singularidad.

                                                        Foto realizada por el autor (Teléfono)


      dije y concurrieron enjambres de adjetivos
      eran tantos, tan brillantes
      que empezaste a diluirte en ellos

       Me asusté
                        temí perderte

       - ¡Tú, eres tú!- grité

       Retomaste la luz en la que te reconozco

       Una tierna singularidad
       con tenues trazos de amargura.

6 comentarios:

María dijo...

"Tú" puede ser muchas veces algo mucho más hermoso que un simple pronombre.
"Tú" es hoy la imagen de la ternura tintada de cierto punto de amargura.
Precioso.
Un beso.

Abel German dijo...

Sin duda un bello poema. De amor, sí, pero que también podría leerse como una meditación sobre el propio oficio de la poesía. Esa segunda lectura advertiría sobre la adjetivación descontrolada. Felicidades.

Nell dijo...

¡Tú, eres tú!- grité
Cada persona es única, sin adjetivos que la dervirtúe.

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

precioso!muchas gracias porcomentar!
compato ese dejo de melencolía,que dejas entrver,
un abrazo
lidia-la escriba

Estrella Altair dijo...

No la perdiste y la aceptaste como es..

bello y breve.

Cleide A. B. Yamamoto dijo...

As mudanças de um ser, na particularidade da sua visão, deixa as palavras fuirem... Agradecendo sua visita, Andrés, aproveito pra conhecer um pouco do seu canto poético. Abraço