sábado, 17 de septiembre de 2011

Apestando a perplejidad.

                                                                           La imagen se puede comprar en: http://es.fotolia.com/id/9501628

Yo volvía siempre
a una plaza neuronal
donde todo se tornaba práctico
tan rotundamente racional
que me era difícil encontrarme
en la madeja de impulsos bioeléctricos

Pero debía conciliarme
y cazaba versos truncos
y otras brevedades
para confirmarme en los flases
de algo que pudo suceder
y que llamo Yo

Luego
de nuevo a mí mismo
apestando a perplejidad.

5 comentarios:

RELTIH dijo...

TREMENDO TEXTO, NEURONAL!!!!
UN ABRAZO

Miriam SanS dijo...

¡¡Hola!! :)

Hermoso texto...¡¡Digno de Eduard Punset!!

¡¡Un Saludo Grande!!

pedrojescritor dijo...

A mi también me has dejado perplejo ;)
Un abrazo.

Abel German dijo...

Sí, Andrés, se trata de un poema excepcionalmente profundo y excepcionalmente bien escrito, muy digno del magnífico poeta que eres.

Sergio dijo...

No me queda más que decir que tu poema es EXCELENTE.

Un gusto enorme leerte y gracias por añadirte en mi blog.

Serge.