domingo, 5 de mayo de 2013

En un lugar para ver.

                                                                  Foto descargada de la Red (editada).



(En el escenario, la luz cae sobre los dos actores, un cono de luz para cada uno, lo demás, penumbra)

Act.1: ¿Quiénes son esos? ( y abarca con un gesto el área de butacas)

Act.2: ¿Quiénes?

Act.1: ¡Ellos! (Repite el gesto anterior)

Act. 2: ¡Pero qué dices...ahí no hay nadie! (Y hace el mismo gesto que el otro)

Act. 1: No, no estoy loco, los veo, los escucho, cuchichean, tosen y hasta ríen.

Act.2: Debes calmarte (Arrastra una silla aparecida de no se sabe dónde)… ¡siéntate, cálmate! Estamos solos ¿sabes? ahí afuera, nada, ¡nada de nada! ¡Convéncete! … ¡Ya quisiera yo!...podríamos aspirar a un aplauso, un abucheo o cualquier cosa… ¡pero no hay nadie!

Act.1: ¡Nadie! (Dice con énfasis)…tú, yo y ¡nadie! Entonces… ¿cuál es el sentido?

Act.2: (Con un gesto ambiguo) ¡Pues ninguno…parece que ninguno!

Act.1: ¿Oíste?

Act.2: ¿Qué?

Act.1: La tos.

Act.2: No, no oí nada.

Act.1: ¿Tampoco oyes ese murmullo?  Ahí hay personas, más de una…

Act.2: Me preocupas…debes descansar, si piensas con atino, poco importa lo que hay fuera de nuestra escena, somos lo que somos y no podemos salirnos del libreto, así que olvida tus preocupaciones epistemológicas

Act.1: ¿Epistoqué…?

Act.2: La preocupación por saber…la respuesta es el guión.

(Se apagan las luces. Nadie en el escenario. Nadie en las butacas. Se presume un aplauso en el oscuro aire de la medianoche)


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un inteligente y sugestivo enfoque sobre el sentido. Lo mejor de todo es que, pese a la "respuesta", al concluir la lectura (al apagarse las luces) lo que queda flotando es la pregunta de siempre. Porque, a fin de cuentas, ¿había realmente alguien? Y, sobre todo, ¿cuál es el el guión? -Muy bueno.

Un abrazo.

Abel German

Ceciely dijo...

CLAP…CLAP…CLAP…
Soy tu público, te observo y lo que es más…soy tu espejo…y te comprendo.
Impresionante!!! todo un texto, Andrés.
Abrazos efusivos.