lunes, 24 de agosto de 2015

A veces un beso.

Atrapar en tu boca
la lengua muda
para que tu paladar
y el mío
se saboreen
en el vértigo
de la búsqueda.

   

3 comentarios:

Abel German dijo...

El beso (el amor) como una búsqueda que produce vértigo. Una gran imagen y una profunda reflexión sobre un sentimiento básico de la condición humana. Y todo, hermano, bellísimamente expresado.

mónica pía dijo...

cuando la lengua muda... es capaz de hablar

muy bello!

saludos,

Michelle Guillen dijo...

el beso y su vorágine :)