sábado, 1 de agosto de 2015

Déjate llevar.

Por favor
no midas estos versos
ni busques su ritmo
para que puedas
encontrar en sus palabras
las que hacen triza tus noches
cosas
voces
rostros
y una respiración tenue
que a tu lado se apaga.

     
Foto de Andrés Díaz Castro.

1 comentario:

Abel German dijo...

Sí, hermano, un poema debe leerse como dices, traspasando las palabras, mirando lo que ellas revelan, levantándolas como piedras para ver lo que hay debajo y, así, descubrir lo que hay ahí de nosotros mismos. Hermosa lección. Hermoso poema. Un abrazo.