miércoles, 26 de agosto de 2015

Bebedor de recuerdos.

Bebe vinos olvidados
bebe
mientras deambula
bajo un cielo negro
y le acosa 
una luciérnaga que canta
como una cigarra
en el árbol del insomnio



Bebe
y la ebriedad
le desdobla
canta
y llora
caminando descalzo
sobre las copas rotas.
        

1 comentario:

Abel German dijo...

Quince versos de auténtica poesía, hermano. Quince versos que nos conmueven y obligan a pensar. Se te agradecen. Un abrazo.