martes, 2 de junio de 2015

El susurro.

Los pies
sobre
una mínima
geometría coloreada
los versos de la canción
en un goteo
lento
amargo
demasiada provocación
en un tango
o un bolero
no sé
tal vez
solo el susurro
del lado negro
de la emoción
en una noche desahuciada.

      
 

1 comentario:

Abel German dijo...

Al releerlo noto en este poema un gran misterio. No es sólo el baile; el baile es la parte "visible" por así decirlo. Lo importante parece que es ese susurro, esa "noche desahuciada". Eso que puede ser muchas cosas.