domingo, 26 de julio de 2015

Estoy hasta el polvo.

Estoy hasta el polvo
con mis huesos urgentes
sobre la sed del camino


Es la agonía 
del que anda
buscando un pueblo fantasma
en la soledad
de los inmortales
con la sola compañía
de cuervos
proyectados en un cielo rubio
sus graznidos
y unos pasos como de otro.

       
Foto de Andrés Díaz Castro.

1 comentario:

Abel German dijo...

Gran poema. Proyecta tantos rayitos de luz que encandila. Un abrazo.