domingo, 22 de marzo de 2015

Invitación.

Ven
y reúnete conmigo
en este poema
bebamos palabras
hasta quedar ebrios...
y convertirnos en íntimos
que se aman
y odian
por partes
o de una vez
seamos
por un instante
sobrevivientes
de nuestra singularidad
Ven.


 

5 comentarios:

Lyliam dijo...

Hermosa invitación tu poema Andrés, es un placer volver a leerte amigo.

Marinel dijo...

La poesía, en mi humilde opinión, sí que necesita un día para ser recordada, ya que no es plato preferido de la inmensa mayoría y sin embargo, es de una exquisitez difícil de igualar.
Te ha quedado precioso el llamamiento.
:)
Un beso.

Nicky Sciavo dijo...

Es que yo iría, sin más pensar, a pasear entre las líneas de cualquier poema que salga del alma...

Feliz inicio de semana, Andrés :)

Abel German dijo...

¿Cómo rechazar una invitación semejante? Gracias, hermano. Ahí (en el poema) nos vemos.

Ceciely dijo...

Mas de una vez he bebido y me he embriagado con tus letras mi querido amigo y siempre parto en la niebla y regreso con los primeros rayos de un poema.
Me gusta visitarte.
Un abrazo.