lunes, 30 de marzo de 2015

Tattoo.

Traigo rayos
arañando mi piel
como ladridos de la infancia
jaurías negras
rugientes
con sus colmillos de agua

Traigo al trópico
como un tatuaje
que me salva.
 

2 comentarios:

AtHeNeA dijo...

Y entre rayo y rayo... Llueve, quizá sobre mojado... Pero gotas verdes... Esperanza...

Un saludo de luz

Abel German dijo...

Por suerte tenemos ese tatuaje mágico que nos mantiene a flote. Muy bien por recordarlo y, en especial, por hacerlo con un texto tan certero.
Abrazos.