viernes, 13 de marzo de 2015

La cornisa.

Una niña
canta
en la cornisa de la mañana
es un gorjeo ingenuo
ante las provocaciones del vacío


Canta
porque aún tiene
intactas las alas.
 

1 comentario:

Abel German dijo...

Una bellísima forma de describir la inocencia. Como siempre dices todo (o casi) con muy pocas palabras. Y eso es la poesía.
Un abrazo.